Ejercicios para gimnasio

0
2982
Ejercicios para gimnasio

 

El entrenamiento se puede enfocar desde distintos puntos de vista según el atleta en el punto físico donde se encuentra y dependiendo de las prioridades que tenga como objetivo, es de vital importancia los cambios de manera regular para poder realizar de manera satisfactoria nuestras expectativa.

Principio de las cargas progresivas

Es preciso aumentar progresivamente la carga de los pesos empleados, para aumentar el estímulo de los músculos. Para ganar fuerza hay que emplear cada vez cargas mas pesadas. Este aumento de fuerza permitirá también aumentar el peso en el rango de 8 a 10 repeticiones por serie, comúnmente el mas empleado por Fisicoculturismo, con el consiguiente incremento de masa muscular consecuencia del empleo de mayor peso. Este principio de sobrecarga, es muy conveniente para el atleta, una vez pasado los niveles de iniciación.

Principio de la prioridad muscular

Los músculos más deficientemente desarrollados deben entrenarse al principio de la sesión, porque la energía es máxima y la capacidad de aplicar intensidad al entrenamiento es máxima también. Por ejemplo si tus pectorales son débiles, debes hacer todos tus ejercicios para pechoantes de pasar a cualquier otro grupo muscular.

Principios del entrenamiento: Principio de aislamiento

Los músculos pueden trabajar de forma conjunta o bien relativamente separados unos de otros. En realidad, cada músculo involucrado en un movimiento, contribuye al movimiento global, bien sea como estabilizador, agonista, antagonista, o sinergista. El empleo de ángulos de trabajo determinados, por cambio de posición de manos, piernas , etc; puede contribuir al aislamiento de una menor cantidad de músculos en el movimiento, lo que produce un aumento de intensidad en el trabajo de los mismos. Por ejemplo, cuando se realiza un curl de concentración sentado se aísla el músculo del brazo.

Principio de la confusión muscular

Una condición para que el crecimiento sea constante se basa en no permitir que el cuerpo se adapte por completo a una rutina específica de entrenamiento. Los músculos no deben acomodarse nunca, porque para crecer necesitan estímulo. No existe una rutina ideal que pueda perpetuarse indefinidamente en el tiempo. Si varías regularmente los ejercicios, series, repeticiones y ángulos de tracción de los músculos, estos no podrán adaptarse en forma alguna al estrés. Es decir, evitar la monotonía, la automatización de movimientos y la adaptación (una tendencia natural del organismo), mediante cambios sucesivos ( una rutina de entrenamiento no debe prolongarse mas allá de 6 u 8 semanas sin cambios), con objeto de “confundir” a los músculos; de esta manera se aumentará el estímulo sobre el músculo.

Principio de entrenamiento dividido

Después de entrenar durante unos meses (principiantes nivel I) a razón de 3 días por semana, podrías aumentar la intensidad de tu entrenamiento. Si divides tu cuerpo en mitad superior y mitad inferior podrás incluir mas ejercicios y más series por cada mitad, y por tanto, trabajar en cada sesión los músculos con mayor intensidad. Por ejemplo, en la primera sesión de la semana, efectuarías 8 ejercicios para la parte superior del cuerpo. El siguiente día de trabajo, te concentrarás en la parte inferior, realizando 8 ejercicios para estos músculos y así sucesivamente.

Principio de la congestión

El flujo del riego sanguíneo que llega al músculo como consecuencia del estímulo muscular congestionándolo, es un objetivo a lograr en el entrenamiento de cada parte del cuerpo. Así, cuando entrenamos el pecho haciendo 3 o 4 ejercicios para este grupo muscular, sin cambiar a otra parte del cuerpo hasta completar todas las series.

Ejercicios para gimnasio

Ejercicios de piernas
PIERNAS
HOMBROS
HOMBROS

 

press_banca_libido_02_b
PECHO

 

TRÍCEPS
TRÍCEPS

 

 

Hipertrofia-muscular-Josemi-Entrenador-Personal-Madrid
BÍCEPS


Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here