Comidas fitness para mujer ¿Qué sí y qué no debe estar en tu plato?

Las comidas fitness para mujer son en realidad platos sencillos pensados en aportar los nutrientes y energía necesarios para los entrenamientos y la construcción de músculos.

Por lo general, los regímenes alimenticios son específicos para cada individuo y depende de su metabolismo, composición corporal, condición física, edad y actividades cotidianas, pero algunas recetas pueden servirte de apoyo y orientación.

A continuación encontrarás información sobre cómo deben ser los platos fitness para una chica en entrenamiento, pero considera buscar la ayuda de un profesional de la salud.

¿Cómo deben ser las comidas fitness para mujer?

 

La clave para preparar comidas fitness para mujer es tener en cuenta que se trata de un plato con alto contenido nutritivo, mucha proteína y pocos carbohidratos.

Debe incluir frutas, verduras, legumbres, carnes magras y cereales integrales. El consumo de azúcar es limitado, al igual que el de grasas saturadas, bollería industrial, sal y harinas refinadas.

En los platos fitness se da preferencia a los alimentos orgánicos y naturales, evitando el exceso de conservar, edulcorante artificial, granos refinados y demás sustancias que puedan afectar el organismo.

Cuando el entrenamiento se enfoca en hipertrofia, es recomendable entre 1.5 y 2 gramos de proteína por cada kilo de peso corporal.

El desayuno nunca debe faltar

 

El desayuno es la primera comida del día, por lo tanto, no debes omitirla, aún si no tienes mucho apetito o tienes prisa por salir de casa.

El desayuno aporta el cerebro la glucosa necesaria para activarse y poner en marcha el metabolismo, por lo tanto, a esta hora es recomendable ingerir carbohidratos provenientes de la fibra, además de proteína y vitaminas, que se absorben de mejor manera a esta hora del día.

Tu desayuno fitness puede constar de cereales con fruta, avena y leche, pancakes de banana con crema y si eres vegetariana, leches vegetales.

Almuerzo o comida ¡El mayor aporte de proteína a tu cuerpo!

 

Por lo general, las comidas fitness para mujer que se realizan al mediodía o primera hora de la tarde son las más copiosas y las que tienen un mayor aporte de proteína.

La cantidad dependerá de tu fase de entrenamiento, es decir, si estás perdiendo peso o fortaleciendo tus músculos, sin embargo, en cualquiera de los dos casos debe estar presente.

Un plato fitness para el almuerzo puede contener carnes magras, preferentemente de pollo o pavo, pescados ricos en omega 3, cereales integral, vegetales y hortalizas, frutas y fibra natural.

Intenta que tu menú sea variado, de esta manera evitarás el aburrimiento y sentirás menos tentación de probar algún dulce o postre que esté fuera de tu régimen alimenticio.

Cena ligera, pero nutritiva

 

La cena fitness debe ser ligera, a menos de que necesitas aumentar de peso, pero no debes excederte y está comida no debe superar el 25% del aporte diario en tu dieta.

Omitir la cena tampoco es recomendable, incluso si buscas adelgazar porque hace más lento el metabolismo y es probable que tu cuerpo comience a consumir tus músculos para buscar energía.

Los alimentos ideales para la cena son los pescados cocidos al vapor, la carne de ave, el huevo y los vegetales cocidos. También puedes preparar cremas con algunos vegetales ligeros como la berenjena, calabaza, planes y calabacín.

¿Snacks y meriendas? ¡Por supuesto que sí!

Nuestra jornada diaria puede ser muy larga para limitarse a tan solo tres comidas, de hecho, los nutricionistas recomiendan hacer dos meriendas entre cada comida.

Esto te ayudará a tener energía y a evitar comer de más cuando te sientes en la mesa, sin embargo, no puedes ingerir cualquier cosa en la dieta fitness.

Las meriendas fitness constan de una pieza de fruta, zona natural sin azúcar, alguna hortaliza cruda con crema vegetal, un puñado de nueces, un sándwich pequeño de pescado o pavo.

Antes de entrenar debes consumir una porción pequeña de carbohidratos y proteínas, que no debe superar más de 100 calorías.

Las comidas fitness para mujer no se centran únicamente en mantener un cuerpo escultural, tu salud también se verá beneficiada una vez que modifiques tus hábitos alimenticios ¡Pronto notarás la diferencia!