Hacer deporte en ayunas

Hacer deporte en ayunas ¿Para perder grasa? Estudio

El Hacer deporte en ayunas  se ha puesto de moda entre algunas personas que buscan perder unos cuantos kilos.

La práctica es controvertida y no debería ser realizada por nadie, y mucho menos sin la guía de un especialista.

Pero la ciencia ha estado investigando si el hábito de permanecer unas horas sin comer puede traer beneficios – o no.

Y, como indican dos estudios recientes, el ayuno puede ser beneficioso para quienes practican actividad física. En uno de los trabajos, publicado en el Journal of Clinical Endocrinology and Metabolism, científicos de las universidades de Bath y Birmingham, Inglaterra, hicieron un seguimiento durante seis semanas de 30 hombres clasificados como obesos o con sobrepeso.

Se dividieron en tres grupos:

  1. Los que desayunaban antes de hacer ejercicio.
  2. Los que comían sólo después
  3. Un grupo de control, que no cambió su estilo de vida.

Al final del período de análisis, los autores vieron que los que practicaban ejercicios antes del desayuno quemaban el doble de grasa que el grupo que hacía ejercicio después del desayuno.

Esto se debió a los niveles de insulina (hormona que regula la cantidad de glucosa en la sangre), que son más bajos después de una noche entera sin comer.

Alternativamente, el cuerpo utiliza la grasa y los músculos como combustible.

La práctica del ayuno puede ser beneficiosa para la salud : los voluntarios que se entrenaron en  ayuno respondieron mejor a la insulina, manteniendo los niveles de azúcar en la sangre bajo control. A largo plazo, esto es importante para prevenir la diabetes y las enfermedades cardiovasculares.

Además de ayudar a quemar la grasa, el ayuno también puede motivarte en  el ejercicio. Eso es lo que dice otro estudio, el publicado en el Journal of Endocrinology, hecho con ratas. El trabajo muestra que limitar el acceso de los ratones a los alimentos aumenta los niveles de la hormona grelina, que estimula el hambre, y también aumenta la motivación de los animales para hacer ejercicio.

Los investigadores de la Facultad de Medicina de la Universidad de Kurume, en Japón, analizaron la cantidad de ratones que se ejercitaban en la rueda dentro de la jaula, comparando a los que podían comer libremente con los que sólo se alimentaban dos veces al día.

Aunque ambos grupos comían una cantidad similar de alimentos, las ratas que pasaron por restricciones corrían mucho más.

Los expertos también analizaron ratones modificados genéticamente por no tener grelina y que tenían restringida la alimentación.

Como resultado, corrieron menos que los ratones con libre acceso al banquete.

Sin embargo, esto podría revertirse administrando grelina, demostrando que la hormona puede desempeñar un papel importante en la motivación tanto de la comida como de la actividad física.

“Nuestros hallazgos sugieren que el hambre, que promueve la producción de grelina, también puede estar relacionada con el aumento de la motivación para el ejercicio voluntario cuando se limita la alimentación”, dice Yuji Tajiri. ”

Por lo tanto, mantener una rutina de alimentación saludable, con comidas regulares o ayuno, también puede fomentar la motivación para el ejercicio en personas con sobrepeso.

Ir arriba