Aspectos de tu programa de adelgazamiento

La mayoría de las personas quieren perder peso muy rápido y de cualquier forma para llegar a punto al verano y, para ello, realizan gran cantidad de burradas que van en contra de su salud y en la mayoría de los casos no consiguen los objetivos deseados.

Como cualquier cambio en la vida, todo tiene que estar programado, planificado y en mano de los profesionales adecuados. También es muy importante ser pacientes y constante en el trabajo para conseguir los objetivos.

Os animo a continuar la lectura de esta entrada ya que al menos, os ayudará a plantearos qué habéis hecho en otras ocasiones, los objetivos que habéis tenido y cómo podréis abordar dichos objetivos en el futuro.

Desde aquí aprovecho para recordarles que los profesionales en todo lo que rodea a la actividad física y el deporte tanto relacionado con la salud como con el alto rendimiento deportivo, son los Licenciados en Ciencias de la Actividad Física y del Deporte.

 A tener en cuenta en tu programa de adelgazamiento

Para llevar una vida más saludable y bajar peso hay dos factores importantes que no se pueden dar el uno sin el otro, están íntimamente relacionados. Si falta uno de ellos en cualquier programación no conseguiríamos dichos resultados. Por un lado, tenemos que tener unos buenos hábitos alimentarios, con ello no estamos hablando de hacer dieta, es decir, se puede comer de todo pero sólo tenemos que saber cuánto comer cada día y en qué momento del mismo; en una de las entradas anteriores “Errores más comunes en nuestra alimentación” podréis ver algunos consejos que os servirán de gran ayuda para mejorar vuestra alimentación. Si el peso que se quiere bajar es mucho lo mejor que se puede hacer es poner en manos de un endocrino ya que evaluarán su metabolismo y le dará las medidas pertinentes. Por otro lado, tenemos que llevar una vida activa, salir del sedentarismo y practicas unos niveles adecuados de actividad física, ejercicio físico y deporte.

En una de las entradas anteriores podréis ver las diferencias entre estos tres conceptos que, aunque se utilizan siempre para hablar de lo mismo tienen significados completamente diferentes.

 

Cuando alguien quiere realizar ejercicio físico tiene que tener siempre, muy claro, el objetivo que quiere alcanzar con el mismo, ya que en función de éste, la programación será de una forma o de otra. Si hacemos cualquier tipo de actividad y de cualquier forma, sin estar debidamente programada hacia el objetivo a alcanzar, sólo estaremos perdiendo el tiempo, el dinero y finalmente las ganas de hacer actividad física al no ver las mejoras que estamos esperando. Aquí proyectamos unos pequeños consejos que se tienen que tener en cuenta para cumplir los objetivos que nos planteamos cuando comenzamos con un programa de adelgazamiento:

  • Lo primero de todo es ponerse en manos de un profesional (Licenciados en Ciencias de la Actividad Física y del Deporte). Te realizará una evaluación funcional donde, a través de la cual, definirá tus objetivos y las intensidades de trabajo.
  • Si la pérdida de peso a conseguir es muy elevada, también debería ponerse en manos de un endocrino para que le realice un estudio metabólico y descartar cualquier problema hormonal.
  • La constancia es fundamental, por lo que sería interesante que apuntaras en tu agenda/horario los mementos de la semana que reservas para hacer ejercicio físico, dándole a esos momentos la misma importancia que a una reunión, un encuentro con los amigos o una cita con tu pareja.
  • Organizando su tiempo podrá encontrar al menos, tres horas para realizar ejercicio físico. Hay que intentar se disciplinado/a y regular.
  • Formar un grupo para realizar cualquier actividad física resulta muy gratificante y, además mejora la motivación. Pero “cuidado”, cada persona tiene un cuerpo diferente y unos objetivos diferentes, por lo que cada uno tiene que trabajar a diferentes intensidades y de diferentes formas. Un mismo estímulo de actividad física para dos personas, tiene resultados completamente diferentes para ambos. Por eso no estamos muy de acuerdo con las clases conjuntas que ustedes pueden encontrar en cualquier gimnasio. Dirán, pero si hay grupos de nivel, pero… ¿todas las personas dentro de un supuesto grupo de nivel tienen realmente el mismo nivel? ¿tienen realmente los mismos problemas de salud? ¿tienen a caso los mismos objetivos? Y sí que hay formas de poder trabajar con verdaderos grupos de nivel, pero se necesita un verdadero conocimiento de lo que se está haciendo y dedicarle, por supuesto, mucho más tiempo a la programación y planificación de cada clase y, además, de un mayor conocimiento de cada una de las personas que asisten a las mimas.
  • Intente cumplir el programa de entrenamiento estrictamente, sin pasarse ni quedarse corto. Si considera que debe cambiarse algo, consúltelo con su entrenador, la comunicación es muy importante.
  • No debes obsesionarte por conseguir rápido los objetivos. Las cosas se consiguen poco a poco.
  • No debes considerar el ejercicio físico como una obligación, sino como una afición. El ejercicio físico es muy saludable. Además de ayudarte a conseguir ese peso ideal, afecta muy positivamente a nivel psicológico en intelectual, disminuyendo el estrés y la ansiedad.
  • Debe haber una predominancia de ejercicio físico aeróbico en tu programación (caminar, carrera, bici, natación, aeróbic, step, etc.). Pero ¡ojo!, en función de sus características (edad, peso, biomecánica, etc.) le vendrá mejor para la salud la realización de un tipo de ejercicio u otro.
  • La combinación de trabajo anaeróbico y aeróbico, puede acelerar la quema de grasa en tu organismo.
  • Completa cada sesión de entrenamiento con trabajo de tonificación y de flexibilidad.
  • Realiza ejercicio físico por la mañana, quemarás más kcal a lo largo del día debido a la deuda de déficit de oxígeno en nuestro organismo.
  • American College of Sporte Medicine (ACSM, 1999) , establece que para conseguir un incremento notable de la condición física se necesitan como mínimo 4 horas semanales de actividad física. Además, ese mismo año, Rwoland, evidenció que 2 horas semanales de ejercicio físico no tienen casi ningún efecto sobre la condición física de las personas.
  • Desde un punto de vista saludable, no se debe de perder más de 0,6 kg por semana.
  • Hay que acompañarlo de una buena alimentación (no quiere decir hacer dieta, se puede comer de todo, sólo tenemosque saber qué comer, qué cantidad y en qué momento). Debe de realizar 5-6 comidas al día.
  • No olvides hidratarte bien tanto antes, durante, como después de ejercicio físico. Y recuerda, el agua es la mejor forma de hidratación.

[important]Por cierto, ¿os han realizado alguna vez algún test de condición física?¿Se ha planteado ponerse en manos de un entrador personal o personal trainer? Le ayudaría a marcarse unos objetivos, le facilitará la programación de ejercicio físico que necesita en función de éstos y de sus características. Además, podrá acompañarte a realizar ejercicio físico con cuando usted lo estime oportuno. A colación me gustaría decir que habitualmente la gente escucha el concepto personal trainer y piensa que son muy caros, que no se lo puede permitir y, sin embargo, está a la mano de todos, recuerda que está invirtiendo en salud.[/important]