Saltar al contenido

Como quemar grasa rápido: MEGA GUÍA ,consigue el cuerpo 10

Como quemar grasa rápido
Como quemar grasa rápido: MEGA GUÍA ,consigue el cuerpo 10
Valora este artículo

¿Como quemar grasa rápido? Es el truco o secreto  que todos quieren conocer cuando se acerca el verano.

En realidad, impresionan mucho más los músculos cuando están recortados, que cuando éstos están recubiertos de grasa aunque sean más grandes de volumen. Para muchos resulta más fácil y cómodo incrementar el volumen que recortar y definir los músculos. Por eso alargan la llamada fase de fuera de temporada durante la cual consumen calorías como si no hubiese un mañana y no se privan de acumular una buena cantidad de grasa en aras de incrementar su volumen corporal. Resulta cómodo entrenar con mucho peso, con periodos largos de descanso entre series, pocas repeticiones y sobre todo con mucha comida, ingiriendo montones de calorías.

Cuando se cae en ese tipo de enfoque mental, no resulta fácil comprender que llega un momento en el que más que grande, se está pasado de peso, casi gordo. De repente se dan cuenta que el buen tiempo está a punto de llegar, el sol resplandece, es el momento de las camisetas sin mangas, de los pantalones cortos y de lucir los músculos, pero sus músculos están recubiertos de grasa. De pronto ya casi no queda tiempo para lograr deshacerse de la grasa y hay que recurrir a métodos expeditivos para lograrlo.

 

Como quemar grasa rápido

Como quemar grasa con rapidez

Puede que os preguntéis ¿por qué he puesto un periodo concreto para recortarse? La respuesta es sencilla, porque está demostrado que la mente humana a menos que tenga un tiempo concreto para realizar una tarea, la suele posponer, o por lo menos no se entrega a tope a su consecución a menos que tenga un marco de tiempo establecido para hacerlo. Y para esos que suelen permanecer inmersos en una eterna y ‘dulce’ fase de volumen, a menos que se den una fecha concreta para presentar su mejor forma, las acciones son tan pocas y tan superficiales que nunca llegan a recortarse del todo.

En cambio, cuando existe un periodo para alcanzar un logro, la mente reagrupa todos sus recursos para cumplir ese objetivo. Por tanto, marcaos una fecha para lucir una soberbia definición. La siguiente pregunta es ¿cuánta grasa puedo perder y en cuanto tiempo? Aquellos con experiencia en competición y los mejores preparadores os dirán que todo lo que sea perder más de un kilo a la semana posiblemente signifique estar eliminando una buena cantidad de músculo al mismo tiempo, a pesar de que si vuestra forma física no es demasiado mala, puede que perder medio kilo sea mucho más razonable.

Pero si no se pierde esa cantidad de peso, se supone que estáis comiendo demasiadas calorías, o demasiados hidratos de carbono o no haciendo suficiente ejercicio cardiovascular. Por tanto, si hacéis las cosas bien podréis llegar a perder de cuatro a ocho kilos de grasa en las siguientes ocho semanas, lo cual puede constituir una auténtica transformación física. En realidad, el grado de pérdida de grasa dependerá del sobrepeso que tengáis en el inicio de la dieta, pero en cualquier caso durante este periodo si seguís las pautas que os daremos podréis eliminar tanta adiposidad como para que los músculos se vean recortados.

 

¿Es posible eso de como quemar grasa rapidamente sin perder musculo?

Siempre que se trata de perder grasa surge la misma pregunta ¿es posible ganar músculo y perder grasa al mismo tiempo?¿como quemar grasa? La mayoría de quienes se la hacen son aquellos que están obsesionados con la ganancia de masa y que suelen pasar demasiado tiempo en la cómoda fase de volumen acumulando una masa que casi siempre está acompañada de una excesiva cantidad de grasa. Éstos temen perder músculo durante la fase de definición, así que casi nunca se ponen a dieta. Para muchos, sin embargo, eso es únicamenteComo quemar grasa con musculo una panacea, porque esencialmente no es algo viable ya que para ganar músculo es necesario consumir más calorías de las necesarias para mantener el equilibrio, mientras que para destruir tejido adiposo es absolutamente imprescindible ingerir menos, a fin de forzar el cuerpo a recurrir a sus reservas calóricas (grasa) para compensar ese déficit. O sea, que es un contrasentido. No obstante, existen situaciones concretas en que esa paradoja se convierte en realidad.

La primera situación se produce en los principiantes que siguen hábitos saludables de alimentación. En su caso el estímulo del entrenamiento con pesas sorprende de tal forma a su organismo que éste se convierte literalmente en una máquina de quemar grasa y construir músculo durante un periodo que puede ir desde seis meses a un año.La otra situación, dónde se produce una reacción semejante es con esos individuos culturistas que estuvieron una vez en una gran forma, con una considerable masa muscular y bajos niveles de grasa y que por cualquier circunstancia se abandonan y dejan de entrenar. Entonces pierden músculo y ganan una buena cantidad de grasa. El día que deciden regresar al gimnasio y entrenar duro, hacer cardio y seguir una dieta óptima, su transformación física es muy rápida y sorprendente.

Se trata de un efecto producido por que lo se conoce como ‘memoria muscular’ ya que el músculo reacciona y recupera con bastante celeridad el grado de hipertrofia que alcanzó en su día; en realidad no ganan nada nuevo, sino que gracias a esa ‘memoria’ recuperan el tamaño anterior en una fracción del tiempo que les costó en primer lugar llegar a desarrollar ese tamaño.

Si unimos a eso el hecho de que el metabolismo se activará como consecuencia del aumento de la masa muscular, así como por el efecto del ejercicio y de la actividad cardiovascular y las frecuentes comidas pequeñas típicas de la dieta culturista, nos encontramos en una situación en que la ganancia de músculo y la pérdida de grasa son muy acusadas, hasta el punto de poder observar auténticas transformaciones.

Todavía existe un tercer grupo que puede ganar músculo y perder grasa al mismo tiempo. Se trata de esos que recurren al dopaje, por ejemplo los que emplean los esteroides anabólicos y otras hormonas, que fomentan la retención de nitrógeno (síntesis muscular) ya que además producen una aceleración del metabolismo; pero con frecuencia esos que recurren al dopaje no se limitan a un tipo de ayuda y también incluyen medicación tiroidea para incrementar artificialmente el contenido de tiroides en el sistema, lo cual acelera muy sustancialmente el ritmo metabólico, o incluso el clenbuterol, etcétera.

En este caso, estos individuos también son capaces de generar músculo y perder grasa al mismo tiempo, pero siguiendo un sistema poco recomendable y con un alto riesgo para la salud.

Es posible que los culturistas de alta competición se sientan obligados a caer en tales prácticas con el fin de ser competitivos ya que consideran que los demás también lo hacen y así no están en desventaja. Sin embargo, a pesar de la eventual contradicción que puede suponer abordar ambos objetivos a un mismo tiempo, todavía es posible conseguirlos de forma natural, siempre y cuando se cumplan una serie de requisitos. La clave del éxito reside en la dieta, el entrenamiento, en especial el cardiovascular, y en alguna ayuda natural que fomente el cambio de la composición corporal. Cumpliendo rigurosamente cada uno de estos tres pasos sí es posible.

 

El primer paso es la dieta para perder grasa

Como quemar grasa con dieta

El primer requisito de como quemar grasa rápido es evitar que ésta siga formándose, es decir ¿de qué sirve quemar tejido adiposo si se mantienen las mismas condiciones que dan lugar a su generación? Y eso significa básicamente limpiar la dieta de alimentos grasos que fomentan la creación de tejido adiposo. Por consiguiente, debéis abrir los ojos y eliminar de vuestra alimentación todo aquello que esté cargado de grasa, como cualquier cosa relacionada con la comida basura, como perritos calientes, hamburguesas, patatas fritas, comida preparada y fritos y rebozados en general, así como embutidos y conservas. Todo aquello que tenga un elevado contenido caló- rico debe eliminarse, al igual que el azúcar y los hidratos refinados.

Todavía hay quien no sabe que un alimento alto en azúcar puede engordar tanto o más que otro alto en grasa, porque el azúcar promueve la formación de tejido adiposo. De manera que eliminad todo lo relacionado con los dulces, la bollería, pero también el pan blanco o los cereales del desayuno que suelen contener mucho azúcar si leéis las etiquetas. Asimismo evitad los zumos y los refrescos de cualquier tipo (sí, también los Light). Las salsas y aliños también irán en contra de la eliminación de la grasa, así que no las probéis. Y puesto que nuestro objetivo es en un muy breve plazo, también vais a tener que eliminar durante este corto periodo los lácteos de todo tipo (incluidos los desnatados) y la fruta.

 

Proteina:Como manejarla para perder grasa

Como quemar grasa con proteinas

La proteína constituye la materia de la que se construyen los músculos, pero también es el nutriente con mayor coste metabólico, es decir que su digestión conlleva un coste de energía, por tanto parte de las calorías que aporta se gastan en su metabolización, así que es idóneo para activar el metabolismo. Por tanto, durante esta fase el eje fundamental de la dieta ha de ser los alimentos proteínicos como las pechugas de pollo y de pavo, los cortes más magros de carnes rojas, como solomillo y lomo, el pescado, los mariscos y las claras de huevo. En estos momentos debéis basar vuestra alimentación en ingredientes que proporcionen mucha proteína y apenas grasa, pero cuidado, a pesar de lo que acabamos de decir, incluir algunas fuentes de proteína algo más grasa es aceptable porque proporcionan algunas ventajas. Por ejemplo, podéis consumir con moderación muslos de pollo o de pavo, entrecot o redondo, pescados grasos como salmón, caballa, etcétera, que contienen algo de grasa y que suponen dos ventajas, una es que tardan un poco más en digerirse y eso permite apaciguar el hambre y por otro lado algo de grasa favorece la formación de testosterona. Además, en realidad la grasa si no se consume en exceso no genera la formación de adiposidad a menos que se mezcle o se consuma junto con azúcar (carbohidratos simples).

 

Los hidratos de carbono :La pieza clave para perder grasa rapidamente

Como quemar grasa recortando hidratos

Los hidratos de carbono constituyen la pieza clave cuando se trata de modificar la composición corporal. Una de las corrientes más generalizadas para eliminar la grasa es reducir el consumo de carbohidratos casi a cero, pero aunque eso puede estar bien para la gente corriente cuando pretende adelgazar, no es lo óptimo para los culturistas que se entrenan duro y pretenden construir músculo, porque éstos nutrientes proporcionan la energía a los músculos para entrenar además de preservar la masa muscular y evitar su degradación.

Si pretendéis entrenar duro cuando los músculos no contienen suficiente glucógeno (es la reserva de carbohidratos) entonces no lo conseguiréis porque careceréis de energía, no sentiréis la congestión y además en esa situación lo más probable es que activéis el catabolismo muscular, en otras palabras que corréis el riesgo de perder masa muscular.

Además, cuando los músculos mantienen un óptimo nivel de glucógeno su volumen es mayor, porque el glucógeno se almacena junto con tres veces su volumen de agua, lo que significa que cuando se pierde el glucógeno también se pierde el agua y se inicia un ciclo negativo puesto que el músculo deshidratado no solamente es más pequeño, sino que entra en fase catabólica, mientras que la hidratación promueve la síntesis de proteína. Por consiguiente, no caigáis en la trampa de seguir un una dieta de definición sin hidratos de carbono, lo cual no significa que no debáis reducirlos de forma bien calculada.

De hecho, la manipulación de la ingesta de hidratos de carbono constituye la llave para modificar la composición corporal de forma muy rápida. Puesto que la glucosa que se obtiene de la digestión de los hidratos de carbono (o la descomposición del glucógeno) constituye el combustible energético primario, al reducirla el cuerpo se verá forzado a buscar un combustible alternativo y éste es la grasa que degradará para formar energía. Esa energía el cuerpo la necesita durante las 24 horas del día, así que al reducir el consumo de hidratos de carbono estamos propiciando la degradación del tejido adiposo constantemente.

😁No te pierdas este artículo😁  Dieta de Jeff Seid para perder grasa

Os preguntaréis si entonces no agotaremos el glucógeno para entrenar con pesas, la respuesta es no, porque el cuerpo en su infinita sabiduría reserva esa fuente de energía para la actividad de gran intensidad y explosiva, mientras que para sus necesidades generales que son más lentas y de baja intensidad puede perfectamente usar la grasa que tarda más en convertirse en energía y más en quemarse.

Por tanto, la reducción de los hidratos de carbono activará la eliminación de la grasa durante las actividades de baja intensidad, mientras que el glucógeno se empleará durante el entrenamiento intenso. Pero como es lógico, tras la sesión de entrenamiento habréis agotado las reservas musculares de glucógeno y éstas se deben reconstituir, es entonces cuando debéis consumir hidratos de carbono simples (azúcares) para proceder de forma inmediata a la restauración del glucógeno muscular.

De hecho, ese es el único momento del día en que se puede consumir este tipo de hidratos de carbono, porque justo después de entrenar se produce una aceleración metabólica transitoria dónde la absorción es muy rápida y profunda, pero de una relativa corta duración, de manera que en esos momentos es urgente que el cuerpo reciba glucosa de inmediato para que los músculos la absorban y reconstituyan el glucógeno gastado y si en lugar de azúcares (hidratos de carbono simples) tomáis del tipo complejo que tardan mucho en digerirse, cuando la glucosa se libere probablemente esa ‘ventana anabólica’ abierta tras el entrenamiento se haya cerrado y los músculos no recuperarán el glucógeno perdido.

Por tanto, aparte de ese momento concreto debéis limitaros a consumir hidratos de carbono fibrosos como las verduras y hortalizas por tres razones fundamentales, la primera es porque la fibra evita la secreción de insulina, una hormona anabólica pero que además promueve la formación de grasa corporal. La segunda es porque las verduras y hortalizas, especialmente cuando se comen crudas tardan en masticarse y tragarse y eso prolonga la comida lo cual envía la señal al cerebro de saciedad, porque por lo general cuando comenzáis a comer éste puede tardar hasta 20 minutos en sentir la sensación de plenitud. En otras palabras, que evitarán que sintáis hambre. La tercera es que este tipo de alimento tos es muy saludable porque contiene grandes cantidades de fibra, de vitaminas, minerales, antioxidantes y muchos fitonutrientes muy beneficiosos para la salud. Por tanto, debéis reducir la cantidad de hidratos de carbono en la dieta para forzar al cuerpo a destruir la grasa para usarla como fuente de energía, pero nunca dejar de comer carbohidratos por completo. Que las fuentes sean las verduras y hortalizas y reservad una cantidad de los simples únicamente para después de la sesión de entrenamiento.

 

Ciclar los hidratos para quemar la grasa

Como acabamos de ver, reducir los hidratos de carbono del menú diario constituye una forma segura de acelerar la pérdida de grasa y de fomentar la definición, pero también sabemos que si agotáis las reservas de glucógeno de los músculos no podréis entrenar duro ni mantener la masa muscular. En los últimos tiempos los mejores nutricionistas, preparadores de competición y culturistas de éxito han desarrollado un sistema de ciclos de consumo de hidratos de carbono que puede acelerar la pérdida de grasa y profundizar en la definición sin perjudicar la preservación de la masa muscular.

Aunque existen distintos patrones de este enfoque, básicamente se trata de ir incrementando gradualmente el consumo de hidratos de carbono cada día de forma lineal hasta llegar a una cifra alta, tras el cual se inicia otro ciclo desde cero hidratos de carbono. Otro enfoque más drástico es el que consiste seguir 4-5 días de un consumo muy bajo (en ocasiones de cero) carbohidratos para el día siguiente tener un consumo muy elevado (recarga) de carbohidratos. Existen métodos intermedios como tres días de cero hidratos, uno muy elevado, dos de cero y otro de alto y así sucesivamente.

No obstante, y aunque deberéis hacer una prueba para averiguar qué método se adapta mejor a vosotros y a vuestro metabolismo, no somos partidarios de la dieta de cero hidratos de carbono, porque una pequeña cantidad de los fibrosos ayudará a un mejor funcionamiento metabólico y cerebral.

EJEMPLO DE UNA ROTACIÓN DE HIDRATOS DE 5 DÍAS

Ejemplo de una rotación de 5 días

DÍA 1: 0-20 GRAMOS

DÍA 2: 30-50 GRAMOS

DÍA 3: 60-75 GRAMOS

DÍA 4: 80-100 GRAMOS

DÍA 5: 200 GRAMOS

DÍA 6: REPETIR EL CICLO

 

 

 

COMER CON FRECUENCIA ACELERA EL METABOLISMO

Aunque si practicáis culturismo existen muy pocas probabilidades de que no lo sepáis ya, no obstante lo queremos subrayar porque a la hora de recortarse no solamente qué se come, sino cómo se come también desempeña un papel importante para saber  como quemar grasa en poco tiempo.

La alimentación culturista se caracteriza por no distribuir los alimentos en tres comidas pantagruélicas, sino en cinco, seis o siete más pequeñas. Esa distribución proporciona numerosas ventajas al culturista, desde que facilita una mejor digestión sin forzar al sistema gástrico a procesar una gran cantidad de alimento de una vez, hasta evitar episodios de hambre, mantener estables los niveles de insulina, además de favorecer la constante liberación de aminoácidos y el consiguiente anabolismo.

Pero existe otra ventaja en la alimentación frecuente cuando el objetivo es recortarse, porque resulta que cada vez que realizamos una comida el metabolismo se acelera durante la comida y después de ésta. Uno de los mecanismos evolutivos que hemos desarrollado cuando éramos cazadores y recolectores es que una vez que hemos digerido el alimento el metabolismo se aminora para preservar la energía y la grasa corporal, puesto que en aquellos remotos tiempos el alimento no siempre estaba disponible y la preservación de la especie dependía de los individuos capaces de acumular la suficiente grasa corporal de la que sobrevivir cuando no había alimento al alcance.

Por tanto, si dejáis pasar muchas horas entre comidas estáis enviando una señal al organismo de que no hay alimento disponible y éste aminorará el metabolismo y se aferrará a mantener el tejido adiposo como seguro de supervivencia. En cambio, si ingerís algo de alimento (no una enorme cantidad) cada dos o tres horas, estaréis enviando la señal de que el alimento abunda y no hay necesidad de preservar la grasa. Además, el proceso digestivo de por sí consume calorías, por tanto si éste se multiplica a lo largo del día, también lo hará el gasto calórico. Por tanto, realizad múltiples pequeñas comidas a lo largo del día y os definiréis mejor.

Utiliza el cardio para perder peso

Como quemar grasa rápido

Sin lugar a dudas el principio más básico a la hora de perder grasa es generar un déficit calórico; desde luego parece lo más sencillo, pero no todos lo entienden ni saben cómo hacerlo. A veces se consumen alimentos muy densos en calorías sin saberlo, como por ejemplo, cuando se consumen frutos secos sabiendo que son buenos para la salud, pero no se dan cuenta de la gran cantidad de calorías que proporcionan.

El apetito no es una fuente fiable del consumo de calorías, por eso debéis prestar mucha atención e incluso calcular lo que coméis para aseguraros que andáis por debajo del balance de equilibrio, a fin de desencadenar la lipólisis o degradación del tejido adiposo, pero reducir en exceso el consumo de alimento no es la solución, porque eso aminorará al actividad del metabolismo y destruiréis masa muscular. Una de las mejores formas de incrementar el gasto calórico y activar la degradación de la grasa es mediante el ejercicio, tanto el anaeróbico, es decir el entrenamiento con pesas porque quema calorías y promueve el crecimiento muscular, que eleva la tasa metabólica, como el aeróbico o actividad cardiovascular. No incidiremos en exceso en lo referente al entrenamiento con pesas, puesto que no es el tema principal de este artículo, pero baste decir que no debéis de entrenaros para masa incluso durante la fase de definición.

El entrenamiento cardiovascular es la auténtica clave para fundir la grasa, pero no todo el mundo sabe exactamente qué cantidad hacer ni a qué intensidad. Eso es algo bastante particular porque depende del metabolismo de cada cual. Por ejemplo, aquellos de metabolismo rápido puede que con tres sesiones de 30 minutos a la semana tengan suficiente para hacer desaparecer la grasa. En cambio, otros con un metabolismo más lento puede que requieran hasta dos sesiones diarias de una hora y seis días por semana para experimentar los mejores resultados.

Os sugerimos comenzar con una cantidad moderada e ir aumentándola semanalmente, al tiempo que vigiláis de cerca vuestra evolución para fijar la cantidad en el momento adecuado. Hacer cardio por la mañana en ayunas, después de haber tomado un batido de suero y una dosis de un quemador de grasas es extremadamente efectivo para quemar la grasa subcutánea, puesto que en esos momentos no hay carbohidratos almacenados y el cuerpo se ve obligado a recurrir a sus reservas de grasa par producir energía.

Y para preservar la masa muscular en esos momentos conviene que toméis proteína de suero o aminoácidos BCAA a fin de garantizar que durante el cardio no se degrada tejido muscular. En cuanto al tipo de actividad podéis optar por hacer sesiones más largas de ritmo moderado o bien más cortas con intervalos de alta intensidad. En la tabla de la página 57 hay un protocolo comprobado y efectivo para acelerar la destrucción de la grasa.

 

EJEMPLOS DE UNA DIETA DE DEFINICIÓN Y DE  PROGRESIÓN DE CARDIO DE 8 SEMANAS.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Opiniones
Fecha
Nombre
Como quemar la grasa en 8 semanas
Puntuación
51star1star1star1star1star

Entradas relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Comentarios (4)

Buen artículo sigue asi,me ha gustado muxo

Muy buen post amigo me ha gustado mucho sigue asi.

Muy bueno gracias

1º=Evidentemente que no se “quema” es un término muy utilizado para que el lector pueda saber identificar el tema.Intentamos que la lectura sea lo más amena y entendible posible para el lector.
2º=Este artículo explica unas de las muchas técnicas que se utiliza para “quemar grasa”.
3ª = No confundo a los lectores,simplemente aporto información contrastada.
4ª= Cada cuerpo es un mundo y aunque yo en 8 semanas pueda redactar una pauta a seguir,”una base” ,si se quiere perder grasa de forma efectiva lo mejor es contratar un profesional de la materia.Cada profesional de la materia tiene sus trucos y formas para definir,es lo bueno de este mundo.
5ª=En volumen lo mismo , hay mil formas de hacer las cosas, cada cuerpo reacciona de forma diferente , simplemente es probar y adaptarse a lo mejor para cuerpo y su finalidad.

Gracias por sus comentarios