Tonifica tus abdominales con el Press Pallof Polea

Uno de los principales objetivos que estableces en tu rutina de entrenamiento de seguro es tonificar tu abdomen. Hay distintos ejercicios que te ayudan a conseguirlo, pero uno de los más efectivos es el press pallof polea. El mismo prueba la estabilidad de tu núcleo, ubicándose entre los más intensos y funcionales.

Por supuesto, como todo ejercicio, es importante hacerlo de forma correcta para evitar daños en la musculatura y obtener los resultados deseados. Es por eso que te enseñamos a efectuar el press pallof como todo un experto.

¿Cómo se realiza el press pallof con polea?

Este ejercicio se puede efectuar de dos formas: en casa, con bandas elásticas, o en el gimnasio, con la polea. Es en este último método en el que nos centraremos acá, pues es el que permite aumentar y cuantificar la carga.  El proceso es sencillo, pero requiere precisión y algo de fortaleza.

Deberás saber que este es un ejercicio anti-rotación, por lo que provee mayor estabilidad de la columna y un rendimiento deportivo óptimo. Además, realiza un trabajo más intenso en el abdomen, precisamente al generar este tipo de fuerza.

Aprende a ejercitarte con el press pallof

Comenzaremos hablando de la postura básica, que consiste en separar los pies a la altura de los hombros y doblar las rodillas ligeramente. Debes encontrar una posición estable, y colocarte en posición lateral con respecto a la polea y a una distancia prudente de ella.

Una vez que te hayas ubicado correctamente, empieza el ejercicio:

  • Con ambas manos, sujeta firmemente uno de los agarres de la polea.
  • Lleva el cable hasta tu pecho, asegurándote de que se genere la tensión suficiente.
  • Naturalmente, la polea va a tirar de ti hacia donde está anclada, rotando tu torso. La idea del press pallof es precisamente estabilizarte para resistir esa rotación y mantener tu postura inicial.
  • Cuando logras mantener el equilibrio y firmeza, continúa la otra parte del ejercicio.
  • Con la misma estabilidad, extiende los brazos hacia adelante durante unos segundos, y vuelve el agarre hasta tu pecho.
  • Mientras lo haces, mantén contraídos los glúteos y el abdomen.
  • Este movimiento trabajará las fibras de tu abdomen con intensidad, especialmente en los oblicuos, que son los que evitan la rotación.

Lo más esencial en el desarrollo de esta técnica es evitar cualquier giro o movimiento que te pueda desestabilizar. Para comenzar, es bueno que hagas 1 o 2 series con 8 a 10 repeticiones. Más adelante, cuando lo hayas dominado, podrás llegar a las 3 o 4 series con 10 a 15 repeticiones.

Intensifica el trabajo

El press pallof con polea permite distintas variaciones que ayudan a intensificar el entrenamiento. Por ejemplo, puedes modificar la posición o altura de la polea, trabajando así el abdomen desde distintos ángulos. También es posible ejercitar los músculos en extremidades inferiores adelantando una pierna.

Igualmente, es una buena idea aumentar la carga que tiene la polea, lo que intensificará el esfuerzo que realices y potenciará los resultados.

Beneficios de hacer el press pallof

Al entrenar el abdomen en el gimnasio, este ejercicio es uno de los más exigentes. Cuando lo incluyes en tu rutina, la musculatura de tu tronco se trabaja con intensidad. Practicarlo reporta distintos beneficios, entre ellos los siguientes:

  • Ayuda a fortalecer los abdominales oblicuos, que suelen ser complicados de trabajar utilizando ejercicios del tipo cruch.
  • Al incrementar la estabilidad del core, es el complemento de entrenamiento ideal en cualquier disciplina deportiva.
  • No solo fortalece los abdominales, sino que también trabaja la musculatura superior de espalda y hombros.
  • Al evitar la torsión, protege la columna vertebral contra daños.
  • Es súper eficaz, a la vez que minimiza el riesgo de lesionarte.
  • Ayuda a mejorar el equilibrio y estabilidad mediante resistir el movimiento de rotación.