Saltar al contenido
Tu Mejor Fisico

Ejercicios para la ciática

Mejora la salud de tu espalda

ejercicios para la ciatica

Al hablar de la ciática estamos refiriéndonos a una condición que sufre el nervio ciático que está ubicado en la parte baja de la espalda y se extiende hacia la pierna.

Esto no es una enfermedad sino un síntoma de enfermedades como estenosis espinal o alguna hernia discal. Este particular dolor se desarrolla cuando el nervio sufre alguna irritación por discos comprimidos, por ejemplo.

Consigue tu Ebook para perder peso
Más de 1000 personas ya estan recibiendo nuestros articulos para perder peso,ganar masa muscular, estar en forma y mucho más.¿Te lo vas a perder?
Odiamos el Spam. Solo te enviaremos artículos de calidad escrito por nuestro redactores.

Se trata de un dolor fuerte que muchas veces impide que la persona que lo sufre pueda desempeñar actividades cotidianas.

El dolor puede durar por más de ocho semanas aunque este tiempo puede disminuir considerablemente si se tiene  cuidados especiales dentro de los cuales están una serie de ejercicios de los que hablaremos a continuación.

 

Ejercicios para la ciatica recomendados

Al momento de comenzar a padecer el dolor del nervio ciático lo primero que se hace siempre es tomar descanso, sin embargo este no puede ser por mucho tiempo ya que cuando se retomen las actividades cotidianas el dolor volverá a aparecer y con mayor intensidad.

Es por esto que hacer algunos movimientos y ejercicios puede ayudar muchísimo a disminuir de forma definitiva la dolencia.

Es importante mencionar que antes de establecer alguna rutina de ejercicios o movimientos para la ciática debemos conocer el motivo del dolor para no hacernos más daño y esto solo lo determina el médico a través de ciertos exámenes y radiografías especiales que el profesional considere.

Existen tres diagnósticos diferentes y para cada uno de ellos hay ejercicios específicos que podemos hacer.

 

Por hernia discal

  • Extensión de
  • Flexiones de abdomen.
  • Extensión cadera y pierna.

Por estenosis espinal

  • Flexiones de abdomen.
  • Flexión dorsal.
  • Marca supina.

Por degeneración de discos lumbares

  • Movimientos de puente.
  • Marcha supina.

 

 

Ejercicios especiales de estiramiento

En este punto es importante recalcar que toda rutina de ejercicios que esté diseñada especialmente para mejorar la ciática debe comprender movimientos de estiramiento que resultan altamente beneficiosos, entre estos movimientos de estiramiento tenemos:

 

  1. El de músculo piriforme. El más fácil de hacer consiste en estar sobre las rodillas, luego dejar caer los glúteos sobre los pies y, por último bajar el pecho con los brazos extendidos todo lo que se pueda.
  2. Los isquiotibiales, uno muy usado es el de estirar la pierna, sentado en una superficie plana y tomar la punta del pie con la mano sin flexionar la rodilla.
  3. Los de espalda baja como, por ejemplo, caminar, lo que se recomienda hacer unos 30 minutos diariamente.

 

Consejos importantes

Una de las condiciones que pueden agravar la ciática es el sobrepeso por lo tanto se recomienda mantener una dieta balanceada, baja en calorías que pueda beneficiar no solo el dolor del nervio ciático sino también algunas otras dolencias.

Es muy importante, al momento de comenzar con alguna rutina de ejercicios, que se cuente con la opinión de algún experto en el tema como por ejemplo un quiropráctico, fisiatra o un fisioterapeuta, sobre todo cuando se está aprendiendo a realizar los ejercicios con el fin de hacerlos de manera correcta ya que de no ser así estaríamos en riesgo de hacernos más daño.

Mantener una postura correcta para caminar, sentarse o acostarse es muy importante, el cuerpo debe mantener una buena posición aun cuando se esté en descanso, de esta manera los resultados se comenzarán a notar mucho más rápido.

Los ejercicios de fuerza muscular también ayudan a disminuir la ciática ya que fortalecen los músculos de abdomen y espalda, sin embargo hay que comenzarlos de manera muy suave y luego ir aumentando, lo mejor es que sea bajo la supervisión de un entrenador personal.