Saltar al contenido
Tu Mejor Fisico

7 falsos mitos del gimnasio

falsos mitos del gimnasio

Si sudo, adelgazo! Sudar es el medio de refrigeración que tiene el cuerpo cuando hay un aumento de temperatura. Cuando sudamos sólo perdemos líquido, que recuperaremos una vez volvemos a beber.

La sauna hace perder peso. El vapor del agua limpia la piel, elimina toxinas, acelera las funciones metabólicas y estimula el sistema nervioso y hormonal. El sistema cardiorespiratorio aumenta la capacidad de intercambio de oxígeno y ventilación ayudando en los procesos de recuperación del esfuerzo, además de aumentar la frecuencia cardíaca. La sauna nos hace sudar, perder líquido. Una vez nos volvemos a hidratar, se recuperan los niveles iniciales de agua en el cuerpo. Por lo tanto, la sauna hace perder líquido, pero no hace perder peso.

¡SUSCRÍBETE AHORA AL BOLETÍN DE NOTICIAS¡

Recibe un email cada vez que publiquemos nuevo contenido

Confirmar

En TMF intentamos crear contenido de valor para el usuario

Las agujetas  desaparecen tomando azúcar después del ejercicio. El azúcar no sirve para sacar las agujetas, lo que realmente ayuda a mejorar la sensación de dolor es continuar haciendo ejercicio de forma suave, porque permite oxigenar la musculatura. Otra opción es reposar unas horas antes de volver a hacer ejercicio para dar tiempo a que se regenere el músculo.

El flato  aparece con la ingesta de alimentos durante o antes del ejercicio. Hay varias teorías que hacen referencia al origen del flato. Sin embargo, no está comprobado que su aparición esté relacionada con la ingesta de alimentos durante o antes del ejercicio.

Hacer  abdominales  hace disminuir la barriga. Hacer abdominales mejora el tono muscular de la faja abdominal, pero no pone en marcha el mecanismo que tiene el cuerpo para quemar las grasas.

Si entreno con pesos, tendré el cuerpo de un hombre (mujeres). Por cuestiones fisiológicas, el hombre, con un entrenamiento adecuado, desarrollará más masa muscular que la mujer, que con el mismo entrenamiento tonificará el cuerpo.

Si dejo de hacer ejercicio, el músculo se convertirá en grasa. En ningún caso se puede transformar el músculo en grasa ni a la inversa. Son dos tejidos del organismo que tienen una constitución totalmente diferente y no son intercambiables. Una persona entrenada que deja de hacer ejercicio tiene un gasto calórico diferente, gasta menos calorías y por lo tanto estas utilizadas, se acumulan en forma de grasas y provoca un aumento de su peso.

Sólo los ejercicios aeróbicos hacen perder peso. Los ejercicios aeróbicos son los que más calorías queman por sesión. Sin embargo, el entrenamiento con pesas provoca un aumento de la musculatura, lo que hace que los músculos quemen más calorías. Así pues, cuanto más musculada esté una persona, más calorías quemará

7 falsos mitos del gimnasio
5 (100%) 1 vote

error: Content is protected !!