¿Por qué no funciona mi entrenamiento?

 

Las variables a tener en cuenta a la hora de planificar un entrenamiento eficaz (que realmente funcione) son muy numerosas. La primera premisa debe ser, sin duda, cumplir con el Principio de Individualidad“Cada persona es única. No sólo sus características morfológicas y fisiológicas son diferentes, el hombre es algo más que la suma de estas partes. Es un error esperar reacciones idénticas entre dos individuos que realizan el mismo trabajo”.

Experiencias realizadas con gemelos lo han demostrado. Este principio es fundamental porque indica que no se trata simplemente de repetir trabajos o de copiarlos. Las respuestas de los deportistas siempre tendrán variaciones, y en algunos casos serán muy grandes.

Espero que no lo dudéis. Cada uno de nosotros tenemos unas características físicas concretas (edad, sexo, estatura, peso, composición corporal…) y lo que es más importante, cada uno respondemos de manera diferente a los estímulos del entrenamiento (nuestro gasto energético en reposo y durante el ejercicio es diferente, nuestro estado de forma es distinto, la experiencia deportiva previa es única, etc, etc.). Es por ello que cuando nos preguntamos por qué nuestro entrenamiento no funciona, lo primero que debemos pensar es si estamos siguiendo o no un trabajo adaptado a nuestras características propias y específicas. La semana que viene seguiremos viendo los principios del entrenamiento más importantes que se han de tener en cuenta.

Hasta entonces me despido. Un abrazo para todos 😉

Deja un comentario