Saltar al contenido
Tu Mejor Fisico

Nueva recetas de invierno para estar bien calentito

recetas para invierno

 Las nuevas recetas de invierno son aptas para cualquier momento del año, aunque parece que con el frío  cuando vienen más a gusto. Se trata de un plato de toda la vida que se reinventa con el paso de los años. Son fáciles de cocinar, económicas y ayudan a mantener una dieta variada y saludable.

Son ideales para los que les cuesta comer verdura y un gran acierto para las personas mayores si tienen dificultades en la masticación y digestión. Pueden ser un primer plato o plato único si las complementamos con las proteínas del pescado, ave, huevo o legumbre. Nos ayudan a estar bien hidratados, ya que su principal ingrediente es el agua. También aportan vitaminas hidrosolubles y minerales que resisten al tiempo de cocción.Sin embargo, su aportación variará en función del tiempo de cocción que damos a las verduras: cuanto más tiempo, menos vitaminas y minerales.
Son platos ligeros o bajos en calorías y al mismo tiempo saciantes. Por eso están muy indicados en dietas de adelgazamiento. Se pueden comer tres o cuatro veces por semana. Tradicionalmente se asocia a una comida casera, pero el mercado encontramos con presentaciones diferentes: sopas de sobre, en tetrabrik, en la zona de refrigerados en verano … En cuanto a las sopas de sobre, hay que saber que contienen sal y, por ello, es recomendable echar un vistazo a la etiqueta antes de consumirlas (sobre todo si se padece hipertensión).
Las recetas siguientes son un ejemplo de sopas, purés y cremas variadas para diferentes ocasiones.
Crema de naranjas
Ingredientes
Jugo de 8 naranjas, piel rallada de 2 naranjas, 50 g de azúcar, 2 yemas de huevo, 10 g de maicena, una pizca de sal, una bolita de helado al gusto y unas hojas de menta.
Preparación
Primero de todo, mezcla en un bol las yemas, el azúcar, el jugo de naranja, la maicena, la piel rallada de dos naranjas y una pizca de sal. Después, calienta la mezcla a fuego lento y, cuando rompa a hervir, retira del fuego y deja enfriar. Si queda demasiado espesa se puede corregir añadiendo un poco de jugo de naranja. Reparte la crema en vasitos y decorar con una bolita de helado de chocolate y una hoja de menta.
Crema de lechuga
Ingredientes
2 lechugas cortadas en juliana, 2-3 patatas (en función del tamaño) cortadas en trozos, 1 cebolla picada, ½ litro de caldo de pollo, aceite y sal, nata líquida para cocinar al gusto.
Preparación
En una cazuela sofríe la cebolla y la patata y, cuando estén doradas, añadir la lechuga. Cuando hayan pasado 3 minutos, decanta el caldo y deja que haga chup-chup unos 15 o 20 minutos. Luego, retirar del fuego, pasa las verduras por la batidora y añade la nata líquida al gusto. Corrige de sal y listo.
Sopa de setas
Ingredientes
100 g de setas mal cortados, 1 litro de caldo de gallina o pollo, 1 cebolla, 3 dientes de ajo picados, 2 tomates maduros pelados, troceados y sin semillas, 8 rebanadas de pan seco cortadas finas y aceite.
Preparación
Salta las setas y reservar. En una olla sofríe la cebolla bien picada y el ajo y, cuando tomen color, tira el tomate.Después, añadir el caldo y el pan seco, y remueve suavemente la sopa unos minutos. Por último, incorporar las setas y deja que haga chup-chup unos 15 minutos. Un consejo: añade una picadura catalana en la sopa!
Crema de alcachofa
Ingredientes
5 alcachofas, 3 puerros, 1 litro de caldo, 2 porciones de queso tipo El Caserío, aceite, sal y pimienta.
Preparación
Limpia bien las alcachofas. Seguidamente, pica el puerro y cortar las alcachofas en láminas delgadas. En una olla, salta la verdura poco a poco sin que se queme y, cuando esté blanda, añadir el caldo, la sal y la pimienta al gusto y deja cocer unos 15 minutos. Por último, pásalo por la batidora añadiendo las dos porciones de queso hasta obtener una crema fina. Si lo prefieres, puedes pasar todo por el chino para que no queden restos de alcachofa.Servir en raciones individuales con unas camarones marcadas a la plancha encima.
Crema de lentejas
Ingredientes
Para 4 raciones: 1 zanahoria grande, 1 cebolla grande, 1 tomate grande, 250 g de lentejas, agua, aceite, sal, laurel o comino.
Preparación
Corta la cebolla y la zanahoria en juliana. Pelar el tomate, retirar las semillas y cortarlo en dados. En una olla, sofreír la verdura con una cucharada de aceite y, a continuación, añadir las lentejas y una pizca de comino o una hoja de laurel y cubrir con agua. Hervir las lentejas hasta que estén blandas. A continuación, pásalo por la batidora o el chino si las lentejas tienen piel y corrige de sal, si es necesario. Se sirve en raciones individuales con unos trozos de butifarra negra por encima. Un consejo: es mejor dejar la crema antes clarita porque tiende a espesarse por sí misma.
Sopa de miso con tofu
Ingredientes
800 ml o 4 vasos de agua, 60 g de miso (soja fermentada), 1 cucharadita de Dashi en polvo, 150-200 g de tofu cortado en dados (unos 5 dados por persona), puerro o cebolleta picada bien fina y 10 g de alga wakame.
Preparación
En una olla, calentar el agua a fuego lento y añadir la cucharada de caldo Dashi en polvo. Cuando esté listo, añadir el miso hasta que se disuelva bien. Este paso también lo puedes hacer apartando un poco de caldo, disolviendo el miso y juntando de nuevo. Seguidamente, añadir el wakame para que se hidrate durante un par de minutos, luego el tofu cortado en dados y para terminar el puerro picado bien fino.
La sopa se sirve en cuencos individuales bien caliente. El consejo: si no tienes Dashi en polvo se puede preparar con agua recién hervida, donde se tienes que disolver la pasta de miso.
Puré de guisantes
Ingredientes
1 patata grande, 500 g de guisantes, 1 puerro, agua o caldo de ave, sal, aceite, jamón salado.
Preparación
Corta la patata y el puerro. Pone las verduras y los guisantes en una olla, cubrir con agua o caldo y hervir durante 15 minutos. Pásalo por la batidora o el chino (si no quieres que queden restos de piel de guisante) y corrige de sal. Se sirve en raciones individuales con un chorrito de aceite crudo y unas virutas de jamón serrano tostado. Un consejo: para evitar que el puré quede muy líquido, retira una parte del agua del hervor y, si es necesario, velas defecto añadiendo poco a poco hasta obtener la textura que quieras.
Sopa de cebolla
Ingredientes
4 cebollas de Figueres medias, 4-8 tostaditas de pan seco, 1 litro de caldo vegetal, sal, aceite, 4 huevos, queso rallado bajo en MG y 1/2 copa de coñac.
Preparación
Tuesta las rebanadas de pan, rompe el pan en trozos irregulares y reservar. En una cazuela de barro honda dorar la cebolla cortada en juliana con un poco de aceite, añadir el coñac y flamea ello. Cuando la cebolla esté lista, cubrir con agua o caldo y dejar que hierva 20 minutos. Añadir los huevos cuando sólo queden 5 minutos para terminar la cocción. Después habrá que incorporar el pan, remover la sopa con cuidado de no romper los huevos, espolvorear el queso rallado por encima y poner unos minutos la cazuela a gratinar al horno.
Crema de bacalao y apio
Ingredientes
1 manojo de apio, 3 patatas medianas, 1/2 pimiento verde, 350 g de bacalao desalado, 1 litro de caldo vegetal o agua, sal, aceite y pimienta.
Preparación
Pelar y cortar las patatas. En una olla, haz cocer el manojo de apio, las patatas y 200 g de bacalao unos 20 minutos. Cuando las verduras y el bacalao estén blandos, retirar. Después, pasa todo por la batidora o el chino si quieres una textura más fina y corrige de sal y pimienta. Por último, pica el pimiento verde y los 150 g de bacalao que has reservado a pedazos.
Que aproveche! 😉
Nueva recetas de invierno para estar bien calentito
Valora este artículo

¡SUSCRÍBETE AHORA AL BOLETÍN DE NOTICIAS¡

Recibe un email cada vez que publiquemos nuevo contenido

Confirmar

En TMF intentamos crear contenido de valor para el usuario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.