Saltar al contenido
Tu Mejor Fisico

Cómo reducir el riesgo de cáncer

Cómo reducir el riesgo de cáncer

El objetivo del Día Mundial contra el Cáncer es simple: salvar millones de muertes evitables cada año mediante una sensibilización y educación hacia la enfermedad.

Sabemos que el riesgo de que desarrollamos la enfermedad puede depender de nuestros genes – y esto es algo que no podemos controlar. Lo que podemos controlar, sin embargo, son otros dos factores: factores ambientales negativos y las opciones de estilo de vida que la ciencia ha demostrado que aumentan el riesgo.

Únete a nuestra Comunidad + Ebook De Regalo
Más de 800 personas ya estan recibiendo nuestros articulos para perder peso,ganar masa muscular, estar en forma y mucho más.¿Te lo vas a perder?
Odiamos el Spam. Solo te enviaremos artículos de calidad escrito por nuestro redactores.

El daño a nuestro ADN puede acumularse con el tiempo, haciendo que las células se multipliquen sin control – y así es como se inicia el cáncer. Pero los expertos estiman que más de 4 de cada 10 cánceres se podrían prevenir mediante cambios de estilo de vida. Aquí tienes algunas ideas inspiradoras para cambiar tus propios hábitos …

Cómo reducir el riesgo de cáncer

 

Cómo reducir el riesgo de padecer cáncer

 

Come colores

Hipócrates tenía razón cuando decía: “Que la comida sea tu medicina y la medicina sea tu alimento”. La nutrición es ciertamente poderosa cuando se trata de reducir el riesgo de padecer cáncer. Come más fruta y verdura rica en carotenoides (zanahorias, coles de Bruselas, calabaza) y con alto contenido en vitamina C (naranjas, bayas, verduras de hojas verdes, pimientos). Una variedad de colores es la clave para una mejor protección.

Consume carne de calidad

Un comunicado de la Organización Mundial de la Salud de 2015 dijo que la carne procesada (salchichas, beicon, perritos calientes, salchichas, salami, etc.) provoca cáncer, aunque no se trate de una información nueva. Limitar el consumo de la carne roja durante mucho tiempo ha sido recomendado por profesionales de la salud. Prueba de sustituirlo por pescado, aves o fuentes vegetarianas de proteínas por algunos platos y selecciona la carne orgánica (preferiblemente criada con pasto). El ganado alimentado con pasto no tiene los antibióticos ni hormonas de crecimiento ni los OMG (organismos modificados genéticamente) encontrados en la carne criada industrialmente (hecho puede aumentar el riesgo de padecer cáncer).

Practica 30 minutos de ejercicio al día

No sólo es bueno para el corazón: mantener actividad física también puede reducir el riesgo de desarrollar cáncer de mama, de colon o cáncer de útero. El ejercicio puede reducir los niveles de estrógenos (asociado con el cáncer de mama) y multiplicar las células productoras de insulina, así como estimular la digestión (reducción de la inflamación y el daño en el intestino). Ir al gimnasio, apúntate a una nueva clase o nada: no hay ninguna motivación mejor que tu salud.

Levántate y camina un poco

Mientras que hacer ejercicio y comer bien son cosas que sabemos que deberíamos estar haciendo, muchos de nosotros no somos conscientes del peligro que puede conllevar estar sentado demasiado tiempo. La investigación ha demostrado que las mujeres que están sentadas seis horas o más al día tienen un 10% más de riesgo de desarrollar cáncer que las que se sientan durante tres horas. Esto es difícil de evitar si trabajas en una oficina pero romper períodos prolongados en tu mesa de trabajo con sesiones cortas de actividad de un minuto o dos puede reducir un metabolismo lento provocado por la actividad sedentaria.

Reduce el consumo de alcohol

Es muy simple. Cuanto menos bebes, más reduces el riesgo de padecer cáncer. El alcohol se convierte en un producto químico tóxico llamado acetaldehído, que daña nuestro ADN. Puedes haber leído que el consumo de pequeñas cantidades de vino tinto es bueno para ti, pero los beneficios sólo superan los riesgos en aquellas personas susceptibles a la enfermedad cardíaca. Opta por cantidades más pequeñas cuando bebas y hazte el propósito de que la mayoría de los días de la semana sean sin alcohol.

Deja de fumar para siempre

El tabaquismo es la principal causa evitable más importante en el mundo de padecer cáncer (responsable de más de 100 millones de muertes en todo el mundo en el siglo XX). La investigación es clara – dejarlo puede hacerte ganar valiosos años de tu vida. Hay más formas que nunca de dejar de fumar, incluido grupos de apoyo, foros, aplicaciones y la creciente prevalencia de alternativas más seguras, como los cigarrillos electrónicos.

Reduce el estrés

Todos sabemos que el estrés no es bueno para nosotros. Pero el poder de las hormonas del estrés puede hacer mucho más daño del que imaginamos. Cuando estamos estresados ​​o ansiosos, nuestro cuerpo produce una hormona llamada cortisol – lo que aumenta los radicales libres y apaga nuestros mecanismos de auto reparación natural que puede matar las células cancerosas dispersas, luchar contra las infecciones e incluso ralentizar el proceso de envejecimiento. El ejercicio (especialmente el yoga) puede reducir el estrés, al igual que todos los consejos mencionados anteriormente.

Cómo reducir el riesgo de cáncer
Valora este artículo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.